ORQUESTA ESCUELA DE TANGO DIRECCION EMILIO BALCARCE BIEN COMPADRE








Solamente un grande puede entregar un arreglo orquestal a Aníbal Troilo y no sufrir el implacable tormento de la goma de borrar de Pichuco, de la que no se salvaba nadie. Ese raro privilegio se produjo en 1958, cuando Emilio Balcarce, en su condición de orquestador, entregó las partituras de “La bordona”, su obra más significativa por la belleza de su melodía, que suena siempre actual a pesar del tiempo. Ya era el inspirado músico que había transitado el pentagrama en todos sus sentidos y que, penetrando en los secretos de la perfecta armonía, daba forma a los mejores sonidos de las más importantes orquestas.

Enamorado de la música, su sangre se nutre de la savia del tango y el dos por cuatro circula por sus venas, desde el momento mismo en que sus dedos acarician las cuerdas de su violín y trasmiten su sentimiento a la botonera del fueye, al que llegó por propia determinación, para hacerlo llorar o cantar al influjo de su fuerza expresiva, la dulzura de sus matices y lo armonioso de sus acordes.

Apenas llegada la mayoría de edad y luego de haber pasado por el conjunto de Ricardo Ivaldi, forma su propia orquesta, cuya continuidad posterga para adornar con su violín la del maestro Edgardo Donato. Su inquietud lo lleva a formar nuevamente su orquesta propia, contando con la participación de quien seria luego uno de los grandes de la historia del tango: Alberto Marino.

Desvinculado Alberto Castillo de la orquesta de Ricardo Tanturi, este le encomienda la dirección de la orquesta que lo acompañará como solista, logrando grandes éxitos como “Manoblanca”, “Anclao en Paris”, “Charol” y “Amarras”. Alternando su actividad con otras grandes figuras, vuelve a formar orquesta a pedido de Alberto Marino, quien desvinculado de Aníbal Troilo, se lanza como solista, produciendo éxitos inolvidables como “Organito de la tarde”, “El motivo”, “Desencuentro”, “La muchacha del circo”.

Con sus enormes conocimientos de instrumentos, armonía y contrapunto, comienza a incursionar en el arreglo musical, en que debe aplicar no solo su talento, sino interpretar el alma, el gusto y la voluntad del músico director para el cual está escribiendo. Así se va empapando del espíritu de aquellos para los cuales hace los arreglos, penetrando en sus secretos más íntimos e imprimiendo un sello propio a las orquestas de Aníbal TroiloAlfredo GobbiFrancini-PontierJosé BassoLeopoldo Federico, entre otros.

Nuevamente en la ejecución, se incorpora en el año 1949 a la orquesta de Osvaldo Pugliese, en la que comparte la línea de violines con Camerano, Cacho Herrero y Carrasco, formación brillante en que lucen como bandoneones Osvaldo RuggieroJorge Caldara, Gilardi y Castagnaro, con Aniceto Rossi en contrabajo y el maestro desde el piano. También hace su aporte como arreglador, imbuido del estilo impuesto por Pugliese y Ruggiero. Además, la orquesta graba, en septiembre de 1949, su tango “Bien compadre”.

Posicionado como segundo violín —Herrero era el primero—, son dignos de recordar sus trabajos en “El tobiano”, “Pasional”, “Si sos brujo”, “Caminito soleado”, “Por una muñeca”, “Nonino”, entre otros de gran jerarquía. Luego de 20 años, en 1968 decide tomar nuevos rumbos y con sus compañeros Osvaldo RuggieroVíctor Lavallén, Cacho Herrero, Julián PlazaAniceto Rossi y Jorge Maciel, forman el Sexteto Tango, que con su pluma adquiere un estilo muy rico, cercano al de Pugliese.

Con este conjunto viajan a Japón, Francia, Rusia, España, Holanda y todos los países de Sudamérica. Tras muchos años de actuación el sexteto va teniendo algunos cambios y Emilio decide retirarse radicándose en la ciudad de Neuquén. Pero el destino dispone otra cosa y es así que, en el año 2000, un músico joven, Ignacio Varchausky, propone a la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires crear una orquesta que recree el espíritu y los estilos de la década del ’40 para la enseñanza de las nuevas generaciones. Así nace la Orquesta Escuela de Tango, designándose a Balcarce como su director.

Se aboca entonces a trasmitir a los alumnos el conocimiento de los estilos más significativos de aquellas orquestas, a partir de los arreglos originales de las mismas. El curso es de dos años de duración y los alumnos van recogiendo la enseñanza de lo que no está escrito: formas de expresión, apoyaturas, acentos, matices, yeites y la espontaneidad que se recoge en los ensayos para enriquecer las melodías. Con una formación muy afiatada, han egresado ya varias camadas de jóvenes músicos llegados desde diversas latitudes. Importantes maestros apoyaron la tarea como invitados: Julián PlazaErnesto FrancoHoracio SalgánLeopoldo Federico, y Alcides Rossi, entre otros.

En París, la orquesta contó con la participación de maestros de la talla de: Néstor MarconiJosé LibertellaAtilio StamponeRodolfo Mederos y Raúl Garello.

Dos discos: De Contrapunto y Bien Compadre, son el testimonio de las excelentes interpretaciones realizadas bajo su experta batuta.

Y como dijo Ignacio Varchausky: «Emilio Balcarce es realmente un maestro, pues enseña; su música y el amor por la música enseñan, su tango y su amor por el tango enseñan. Nos enseña sin darse cuenta y no se da cuenta, porque muy raramente se propone enseñar nada, sino simplemente compartir lo que él sabe y siente. Cada acento, cada arrebato, cada efecto que él pide, es una forma de acercarnos más a lo que él denomina “expresión porteña” y que de a poco empezamos a entender. Hablar de Emilio es hablar de lo mejor que tiene el tango; ese Tango que tanto orgullo nos da disfrutar y compartir con el mundo sabiéndolo nuestro».

Simpático, risueño, abierto al dialogo, deslumbra a la gente que embelesada, bebe de su sabiduría y se refugia al abrigo de la paz que irradia su figura.

Es un maestro que transitó las calles de su Villa Urquiza, viviendo con la gente, con sus anhelos y sufrimientos, que entiende de las penas y alegrías ajenas. Admirado por sus pares, por sus alumnos y por el gran público, sigue trabajando como el primer día, con gran entusiasmo, creando nuevos arreglos para sus alumnos. Fuente todotango.com



BOLEROS CON RITMO DE TANGO JORGE ARDUH Y SU ORQUESTA TIPICA ARGENTINA




Nacido en el pequeño pueblo de Las Junturas, cercano a Río Segundo, provincia de Córdoba, se inició musicalmente en su propio pueblo natal, recorriendo instrumentos tales como la batería y el acordeón a piano, para desembocar rápidamente en el piano, con el que puso de manifiesto su talento y su virtuosismo en la interpretación.

Antes de alcanzar los 20 años ingresó a la Orquesta de Villa María y poco tiempo después integró la Orquesta Los Caballeros, en la capital provincial.

En el Conservatorio Provincial de Música obtuvo su graduación como Profesor de Teoría y Solfeo y Maestro Superior de Piano, títulos de suma importancia para la época. Inmediatamente después de haber alcanzado esta etapa, se perfeccionó en Armonía y Composición en la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba.

Antes de concluir 1943 fue invitado por el talentoso músico Lorenzo Barbero a integrar su orquesta, en la que permaneció durante seis años.

Sobre los últimos meses de 1949 creó su Orquesta Típica Argentina en la que, aún hoy, continúa como director, arreglador y orquestador.

A partir de su creación, la orquesta mantuvo intensa actividad, recorriendo el país para llevar la música ciudadana a pueblos y ciudades, en giras que a veces duraban unos pocos días y en otras ocasiones se extendían hasta por 2 meses. Montados músicos y cantores en un ómnibus y con su piano a cuestas —que todavía lo acompaña en la mayoría de sus presentaciones— la orquesta no tuvo preferencias y actuó en lugares importantes o en pequeñas poblaciones, muchas veces usando un acoplado como escenario, al aire libre y sin sistema de amplificación alguno, luego de haber hecho, quizá, varias decenas de kilómetros por caminos de tierra.

Fue así que don Jorge Arduh hizo Patria. A su manera, con su arte, llevó nuestra cultura popular a los más recónditos rincones de nuestra patria. Y llevó a nuestros hermanos lejanos hermosos momentos de alegría y emoción que muchos todavía recuerdan y añoran.

Tradicionales lugares de tango cordobeses y porteños, numerosas emisoras radiales y exitosos programas como el Glostora Tango Club o Ronda de Ases tuvieron frecuentemente a esta orquesta como su artista principal o compartiendo el primer lugar de importancia con agrupaciones lideradas por Alfredo Gobbi, Juan D’Arienzo o Carlos di Sarli, por citar tan sólo unos pocos de tantos consagrados que por allí pasaron.

En 1990, El Fantasista del Teclado y su Orquesta del Ritmo Brillante, categorizaciones otorgadas por el público y los conocedores tangueros de años ha, hicieron su primer viaje a Japón, declarado de interés provincial en Córdoba. Luego vinieron otras exitosas giras por Estados Unidos, España, Portugal y nuevamente Japón.

En 1995 Jorge Arduh fue distinguido como Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Córdoba en reconocimiento a la brillante trayectoria de tan importante vecino, residente por más de 40 años.

En 1996 volvió al exterior para presentarse nuevamente en España, Portugal y Estados Unidos, agregándose en esa oportunidad su primera visita a Panamá.

En 1999 celebró los 50 años de la orquesta con una presentación excepcional en el Teatro General San Martín de la ciudad de Córdoba, oportunidad en la que el maestro recibió un nuevo reconocimiento por parte de su público y de las autoridades provinciales y municipales.

La Orquesta Típica Argentina de Jorge Arduh siguió presentándose en acontecimientos públicos y privados. Fue número central de sucesivas ediciones del Festival de Tango de La Falda, en el que fue distinguido con un reconocimiento por haber sido «Artista Fundador» de ese trascendente acontecimiento tanguero que lleva ya más de 25 emisiones.

En esa ocasión el Maestro y su orquesta fueron objeto del cálido afecto del público, que aplaudió de pie y que reclamó y logró que don Jorge Arduh bajara a la platea desde el escenario, para confundirse en múltiples abrazos y manifestaciones de admiración y afecto.

A lo largo de su historia artística, Don Jorge Arduh compuso varios temas, generalmente con el aporte de poetas cordobeses y también de su esposa, Emma Sofía Saidis, con quien se casó en 1952, teniendo tres hijos: Jorge, Orlando y Carolina.

Don Jorge Arduh, fiel a su tierra, no quiso abandonarla en forma definitiva para radicarse en la ciudad de Buenos Aires. Ello, sin duda, le costó ser ignorado o menospreciado por la mayoría de los historiadores porteños del tango. Pero el maestro ha trabajado con seriedad, con profesionalismo, con respeto hacia los demás y con mucho amor a su música y a su público durante toda su vida. Mientras otros prefirieron la comodidad de la gran urbe, Arduh recorrió incansablemente el país para llevar alegría a quienes, como él, hacían la patria, eran la Patria distante, desconocida, ignorada, en caminos y pueblos que no siempre aparecían en los mapas.

Jorge Arduh se retiró de la vida profesional en 2009 con dos grandes conciertos: en el festival de La Falda y en el Teatro Libertador de la ciudad de Córdoba. Pero sigue tocando piano en su casa y para los amigos, manteniendo intacta esa energía que siempre lo caracterizó.

Jorge Arduh, un grande de la música y de la vida. Fuente: Todotango.com


SUSANA RINALDI EN EL UNDERGROUND




Rinaldi apareció repentinamente en medio del páramo. A fines de 1966, la Argentina venía de sufrir un nuevo putsch militar, que había instaurado una dictadura oscurantista que procuraba ahogar la efervescencia cultural de los años previos. El tango veía disgregarse la popularidad de la que había gozado hasta mediados de los años '50, y aunque una vanguardia de músicos renovadores, con Astor Piazzolla a la cabeza, buscaba abrirle nuevos rumbos, era muy escaso su eco en el público masivo y enormes las resistencias que provocaban. Salvo estandartes tradicionales aún en alto, como las orquestas de Osvaldo Pugliese y de Aníbal Troilo, entre otras pocas sobrevivientes del pasado, el resto tendía a repetir fórmulas viejas que ya no entusiasmaban.

Con un estilo nuevo, una voz delicada y un decir por momentos sutil o rotundo, Susana prescindió de las inflexiones arrabaleras, de los temas machistas o de trazo pasional grueso, apelando a un repertorio variado pero cuidadosamente elegido, que mezclaba romanticismo y mensaje (por ponerlo en nombres de letristas, José María Contursi y Enrique Santos Discepolo), poesía y protesta (Homero Manzi y Cátulo Castillo).

Atrajo así a un público intelectualizado, incluyendo a una franja universitaria, que a través de ella revalorizó el tango. Luego interpretó magníficamente a creadores nuevos, como Eladia Blázquez (es óptima su versión de "Sueño de barrilete"), el tándem Osvaldo Avena-Héctor Negro ("Responso para un hombre gris") o Chico Novarro ("Cordón").

Con el paso del tiempo, perdida la frescura inicial y volcada, dentro y fuera de la Argentina, al tango-espectáculo, con sus desvirtuaciones y estereotipos, Rinaldi fue adoptando tics y énfasis que resintieron su calidad, aunque afortunadamente en años más recientes eliminó esos excesos. Más allá de sus vaivenes, el tanguero tradicional argentino nunca la quiso, haciéndole un injusto vacío, pese a lo cual conservó un público fiel.

La suya es una figura solitaria, que dio y ganó su batalla de elaborada artista popular, librada a sus propias fuerzas.

Hija de un matrimonio dispar -padre de familia burguesa, madre de extracción obrera-, vivió una infancia dislocada por sucesivas mudanzas a través de las provincias. A partir de 1949, y por ocho años, estudió canto de cámara en el Conservatorio Nacional de Música. En 1955 ingresó a la Escuela de Arte Dramático. Dos años después debutaba en televisión, y en 1959 representaba su primer papel en un teatro, en una compañía encabezada por dos grandes figuras de la escena argentina: Alfredo Alcón y María Rosa Gallo.

En 1966 los fundadores de un sello discográfico independiente, Madrigal, le propusieron grabar un recital de poesía, pero ella les sugirió en cambio un disco en que cantaría tangos. Tras una prueba, aceptaron, y así, a fines de ese año, apareció su primer álbum, con conducción musical del bandoneonista Roberto Pansera.

Tras un bache, su carrera de cancionista, apoyada por la crítica, cobró enorme impulso y eclipsó a la de actriz. Cantó en un local donde había estado actuando Piazzolla (en la calle Tucumán 676), y con él compartió después un ciclo en Michelangelo, un célebre club nocturno aún vigente, mientras seguía grabando.

Es de destacar que registró un disco de cuatro temas con otro gran vanguardista, Eduardo Rovira, y que en 1970 dedicó todo un long play a tangos con letra de Homero Manzi. Este fue editado por otro sello independiente y de gran mérito, Trova, que cinco años más tarde lanzó otro LP de la cantante, íntegramente consagrado a Cátulo Castillo.

Ella y su marido, el bandoneonista y director Osvaldo Piro, abrieron en 1971 el café concert Magoya en Mar del Plata, el principal balneario de la Argentina, sobre el Atlántico.

Rinaldi se consolidó así como una exitosa cantante escénica, tanto en locales pequeños como en grandes espectáculos, mientras incursionaba como actriz de cine.

En 1976, ya instaurada en el país una nueva dictadura militar, debutó en París, ciudad en la que terminó radicándose en 1989 y desde la cual ya había logrado convertirse en la más importante voz internacional del tango. FUENTE TODOTANGO.COM



BOSSA N' TANGO CARLOS VARELA




VERSIONES RADIALES INÉDITAS 1949-1950






TANGO BEATLES Y STONES - LIVERPOOL PROJECT









TANGO CHILE GABRIEL "CHULA" CLAUSI








Nacido en Argentina, varios de sus 11 hermanos se dedicaron a la música y él comenzó a los 3 años de edad solamente. Uno de sus primeros maestros, fue incluso, su hermano Pascual, que se desempeñaba como violinista (de oído). En 1922 le regalaron su primer bandoneón, con el cual tocó en un almacén cerca de su domicilio. En su juventud, trabajó como carnicero y luego, dejó sus estudios de flauta y violín. En 1924, formó parte de un quinteto bajo las órdenes de Andrés Dáquila, mestro del reconocido Astor Piazzolla. Después, se presentó en cafés como "Benigno" y "La Fratinola", teniendo como acompañantes a Arturo Severino, Luis Adesso "Pucherito", Bernardo Germino, Arturo Abrucesse y Juan Carlos Ghio. También formó parte de la orquesta Milano-Ropi, que poseía en el piano a Gaetano Grossi, que se convirtió en su maestro al poco tiempo.
En 1926 fue contratado por Francisco Pracánico para trabajar en su orquesta durante una temporada en el Teatro Astral y grabar para el sello Electra. Allí también participaron sus hermanos Domingo y Alejandro, y Miguel Caló, Domingo Precona y el cantor Carlos Dante. El grupo realizó varias grabaciones. Mientras actuaba en un bar del barrio Cafferata, el tío del músico Carlos Vicente Geroni Flores, le recomendó a éste a Clausi para su nuevo proyecto. Tras hacer una prueba al lado de Antonio Rodio y Arturo Bernstein, fue aceptado y reemplazó al bndoneonista Roberto Dolard durante una presentación en el cine San Martín, ubicado en el barrio de Flores.
A mediados de 1928 grabó con Juan Maglio "Pacho", quien ya había conocido a su hermano y llevó al disco varios temas musicales de Chula como "En un rincón del café", con letra de Francisco Laino, el estribillo lo cantó Carlos Viván, y años más tarde Mi linda chirusa. Integró el Trío Pacho, compuesto además por Ernesto Di Cicco y Federico Scorticati, con quienes popularizó los tangos "Lluvia de penas" y "En capilla". Con el hermano de Di Cicco, Minoto, trabajó en varias oportunidades por $600 mensuales.
En 1928 fue descubierto por Roberto Firpo para actuar en el lujoso Hotel Palace Alvear, cobrando $19 diarios. Al tener éxito, fue contratado en múltiples veces y trabajó a la vez con Juan Maglio, Antonio BonavenaEdgardo Donato y Carlos Vicente Geroni Flores. En septiembre de 1929 ingresó a la orquesta de Pedro Maffia, permaneciendo hasta 1934 en casi todas sus grabaciones para el sello Columbia y Brunswick. En 1935 participó en un cuarteto organizado por Enrique Rodríguez, en el que participaron músicos del nivel del pianista Lalo Scalise y el violinista Antonio Rodio, para acompañar a la actriz y cantante María Luisa Notar.3​ Luego de su labor con Maffia, estuvo con Julio De Caro hasta 1940: primeramente, actuó en Radio Splendid en una formación integrada por Francisco De Caro (piano), Carlos y Rolando Marcucci, Félix Lipesker (bandoneones), Luis Guitérrez del Barrio y Mauricio Saiovich (violines), Francisco De Lorenzo (contrabajo) y Juan Carlos Otero (cantor). A principios de los 40` fue partícipe de una gira por Centro América junto a Juan Canaro. Tras el regreso de Canaro, Clausi dirigió la orquesta y se presentó en Chile con mucho éxito. Al volver a Argentina en 1942, ingresó en el conjunto de Arturo de Bassi, que actuaba en Splendid. Tras una oferta del director de Radio El Mundo, Pablo Osvaldo Valle, el cual no se pudo concretar, reorganizó su propia orquesta.
Los hermanos José y Alberto De Caro invitaron en 1944 a Clausi para volver a trabajar en Chile. Acompañado por Antonio Rodio, Ricardo Ruiz y Héctor Insúa, en aquel país desarrolló su carrera artística hasta marzo de 1954, a pesar de las pocas expectativas que tuvo al principio. Allí también dejó 150 registros vocales junto con cantantes como Carmen Carol, Víctor Acosta, Arturo Roa, Carlos Morán, Carmen IdalRoberto RufinoAndrés Falgás, Ricardo Ruiz, Raúl Garcés, Armando Arolas y los vocalistas Pepe Aguirre y Chito Faró. A su retorno a Buenos Aires a mediados de los 50`, se relacionó laboralmente con Pedro Maffia y Alberto Gómez y después, trabajó para su propio sello: "Chopin", donde incursionó Jorge Falcón.
Escribió la segunda letra que se conoce del tango de Derecho viejo que, al ser inscripta permitió que se extendiera legalmente los derechos de autor de los herederos de Eduardo Arolas que se estaban por extinguir en 1974 a los 50 años del fallecimiento del compositor. Esta letra fue cantada en 1979 por Nelly Omar en la versión que grabó con José Canet y sus guitarras.4
Sin embargo, años después el tango comenzó a ser reemplazado por otros nuevos géneros, y solamente llegó a grabar algunos solos con el bandoneón, pero compuso una abundante cantidad de obras, 500 aproximadamente. Así mismo, dirigió un conservatorio de música, teniendo como docente al reconocido Osvaldo Pugliese. En 2002 editó el disco "Madre" y en 2003 se presentó en el Estadio Monumental, de River Plate con el grupo de Rock and roll "Los Piojos" ante 70.000 espectadores para cantar el tema De puro guapo. En 2008 participó con Alberto Podestá en "Café de los maestros", película sobre el tango donde se relata la historia de su época de oro. En 2009, con 97 años, viajó a Brasil para actuar.
En plena actividad, fue internado por problemas respiratorios agravados por una neumonía, de la cual falleció a los 98 años el 17 de febrero de 2010 en Buenos Aires. Sus restos fueron inhumados en el cementerio de la Chacarita.

TANGO CHILE
Related Posts with Thumbnails

Los Tangos

Ada Falcon (3) Adolfo García Grau (3) Adriana Varela (15) Agustin Magaldi (11) Alas (1) ALBERTO (1) Alberto Callas (1) Alberto Castillo (7) Alberto Cortez (1) Alberto Di Paulo (2) Alberto Echague Armando Laborde (1) Alberto Marino (9) Alberto Morales (1) Alberto Moran (3) Alfredo Gobbi (3) Alfredo Sadel (1) Amelita Baltar (2) Angel D'Agostino (8) Angel Vargas (11) Anibal Arias (3) anibal arias y osvaldo montes (3) Aníbal Troilo (50) Argentino Ledesma (4) Armando Pontier (5) Atilio Stampone (1) AUBADE (1) Azucena Maizani (4) Bermúdez (1) Cacho Castaña (5) Carlos Barral (1) Carlos Dante Oscar Larroca (1) Carlos Di Sarli (17) Carlos Garcia (2) Carlos Gardel (30) Celedonio Flores (1) Charles Aznavour (1) Charlo (4) Che Tango (14) Chico Novarro (1) Chill Sessions (3) Colacho Valder (1) Color Tango (3) Cuarteto Guardia Vieja (2) D.J. Tango (1) D.J.TANGO (1) Darienzo (26) De Angelis (38) De Rosas (1) deAtropellada (2) Diego Cigala (2) Discepolo (9) Domingo Federico (1) Edmundo Rivero (19) Eduardo del Piano Armando Lavaca (2) El arranque (1) El club del clan (1) Electrotango (62) Elsa Rivas (2) Emilio Balcarce (1) Enrique Campos (1) Enrique Dumas (2) Enrique Rodriguez (11) Ernesto Baffa (9) Fedel y Agri (1) Federico Berlingieri (2) Fernando Soler (2) Fleurs Noires (1) Florindo Sassone (1) Francini Pontier (1) Francisco Canaro (9) Francisco Fiorentino (4) Francisco Rotundo (3) Fugazot Demare (1) Gabriel Chula Clausi (1) gorio (1) GOTAN PROJECT (2) Goyeneche (36) Graciela Ottavis varios (1) Hector Maure (7) Hector Varela (4) Horacio Salgan (12) Hot Tango (2) Hugo del Carril (8) Hugo Díaz (2) Hugo Duval (3) Ignacio Corsini (3) Irusta (1) Iva Zanicchi (1) JORGE ARDUH (1) Jorge Falcon (2) Jorge Ortiz (2) Jorge Sobral (5) Jorge Valdez (6) Jorge Vidal (7) Jose Basso (11) Juan Gorio (1) Juan Maglio Pacho (1) Julian Plaza (4) Julio de Caro (1) Julio Sosa (44) Kreimer (1) Leopoldo Federico (3) Libertad Lamarque (11) Lucho Gatica (4) Lucio Demare (7) Luis Borda (1) Maria Estela Monti (1) María Graña (1) Maria Mentana (2) Mariano Leyes (5) Mariano Mores (12) Mario Bustos (1) Mercedes Simone (1) Mercedes Sosa (4) Miguel Calo (11) Morgado (8) Natalio Tursi (1) Nelly Omar (8) Nina Miranda (1) NO ES TANGO (5) Orquesta del Tango (1) Orquesta Tipica de Buenos Aires (4) Oscar Alonso (2) Oscar Larroca (3) Osmar Maderna (2) Osvaldo Fresedo (12) Osvaldo Piro (2) Osvaldo Pugliese (13) Osvaldo Requena (2) Pedro Laurenz (9) Pedro Maffia (3) Piazzolla (77) Piero Trombetta (1) Placido Domingo Tango (1) Podestá (2) Poetas del Tango (69) Quinteto Pirincho (3) Quinteto Tango (1) Raul Lavié (3) republicacion (5) Republicación (478) Ricardo Tanturi (14) Roberto Firpo (3) Roberto Grela (3) Roberto Rufino (3) Rodolfo Biagi (7) Rodolfo Lesica (1) Rodolfo Mederos (1) Rosanna Falasca (3) Rosita Quiroga (1) Ruben Juarez (28) Ryota Komatsu (1) San Telmo Lounge (3) Sebastian Pecznik (1) Seleccion Nacional de Tango (1) Sexteto Mayor (12) sexteto milonguero (2) Sexteto Tango (3) Susana Rinaldi (12) Susy Leiva (2) Tango Beatles (2) Tango Bolero (1) Tango Bossa (1) Tango Brasil (1) Tango Chileno (1) Tango Chill Out (7) Tango Femenino - VA (24) Tango Finlandes (4) Tango Flamenco (1) Tango Greco (3) Tango Guitarras (1) Tango Japan (19) Tango Jazz (3) Tango Karaoke (2) Tango Loungue (2) Tango Mexico (1) Tango Soundtrack (2) Tango Stones (2) Tango Sueco (2) TANGOS INOLVIDABLES (10) TANGOS INSTRUMENTALES (1) Tarantino y Berlingieri (1) Tita Merello (3) Ubaldo de Lío (3) vacaciones (2) Varios (137) Versiones Radiales Ineditas (1) Videos (1) Virgilio Exposito (1) Virginia Luque (2) YO YO MA (1)