CHARLES AZNAVOUR GRANDES EXITOS



Un blog de Tango de Vacaciones

AZNAVOUR 

CARLOS BARRAL TANGOS DE ANTOLOGÍA



Nació en Córdoba. Comenzó su carrera artística en la década del 60 debutando en el Canal 13 de televisión, en Sábados circulares de Nicolás Mancera. Además, actuó en otros programas: Pensión de artistas, Grandes valores del tango y Buenas tardes sábado.

Ha tenido el privilegio de contar con la amistad de grandes músicos entre los que se destacan: Lucio Demare, quien lo convocó para trabajar en su mítico local de San Telmo, Malena al Sur; Juan José Paz con quien compartiera los recitales de la orquesta estable de Radio Splendid; Osvaldo Tarantino, en los ciclos de música en vivo en Radio Municipal de Buenos Aires; Domingo Moles con quien escribieran y grabaran una serie de tangos en un disco antológico titulado: Cúpulas; Máximo Mori que fuera su compañero en el local Cambalache, de la inolvidable Tania.

El Viejo Almacén fue otro de los reductos tangueros en los que supo recalar para dejar presente su forma particular de decir y sentir el tango.

Ha compartido escenario con grandes maestros: Horacio Salgán, Armando Cupo, Martín Darré, Carlos García, Roberto Pansera, Carlos Figari y Ángel Domínguez.

Su actividad discográfica es muy extensa, ha grabado más de cien títulos. Su debut discográfico fue con la orquesta Baffa-Berlingieri, junto con otro vocalista, Carlos Paiva y apadrinados ambos, por Roberto Goyeneche.

En otros discos contó con el acompañamiento de importantes músicos como Leopoldo Federico, Fernando Suárez Paz, Oscar Britos, Fernando Cabarcos, Oscar Cardozo Ocampo, Bartolomé Palermo y Osvaldo Avena.

Y recordando a Osvaldo Avena, no podemos dejar de destacar a su compañero en la creación, el poeta Héctor Negro y la decisión de ambos de elegir a Carlos Barral para expresar su obra.

Realizó una gira por Colombia, Ecuador, Perú junto al Tango Trío y se afincó varios años en Nueva York, donde debió reemplazar a Horacio Deval. Participó en diversos festivales y fue nominado a los Premios Gardel del año 2004 por su disco Aristocracia arrabalera.

Es autor y compositor de varios tangos, entre otros: “Con los brazos abiertos”, “Del Abasto al mundo”, “El sueño del pibito”, “Estación Carlos Gardel”, “Que ojo el de don Pascual” y “Tangazo de la gloria”. Nombre verdadero Ruiz, Carlos Moisés Juan, fuente TODOTANGO.COM

CARLOS BARRAL

MARIA ESTELA MONTI - CIUDADANA




Comienza su carrera profesional en 1985, formando parte de distintas agrupaciones y, además es profesora de canto. Su estilo se aleja de los estereotipos tangueros, resaltando la riqueza de lineas melódicas y poéticas que posee el género. En su repertorio aborda tangos clásicos y también obras de reciente promoción.

Su compacto Ciudadana, editado en el 2003 y que cuentó con el auspicio de la Cancillería de la Nación, ha recibido elogiosas críticas de la prensa especializada, fortalecida por una excelente respuesta de público en sus shows en vivo.

Entre 1984 y 1990 fue cantante del grupo Suburbio y después hizo boleros para el espectáculo Según pasan los años.

Fue finalista de la Edición 1989 del Festival OTI de la Canción, con el tema “Nuevos pasos nuevas alas”, de Gustavo Fernández y Walter Casales, acompañada por la orquesta del maestro Oscar Cardozo Ocampo.

En 1995 vuelve a ser solista de la nueva formación del grupo Suburbio con el que editó el disco Ciudad vital, con temas propios de los músicos que lo componen.

Desde 1998 hasta el 2000, integra el trío de tango Alma Bohemia, con el que realizó actuaciones en el Centro Cultural San Martín, y en el Centro Cultural Recoleta. En noviembre de ese año se editó el material discográfico del grupo grabado en vivo.

A partir del año 2000 comienza su labor como solista, acompañada por las guitarras de Gustavo Fernández y Pepe Listorti. Desde entonces desarrolla una extensa actividad, destacándose sus presentaciones en el café Clásica y Moderna y en el Festival Buenos Aires Tango 2001, organizado por el gobierno de la Ciudad.

En 2003 graba Ciudadana, su primer disco solista, editado por Gobi Music. En 2005 edita Ciudad secreta, su segundo disco solista, acompañada por los músicos más reconocidos de nuestro medio musical.

En 2006 grabó en Corea la música de la película Romance, y en 2007 realizó una exitosa gira por Europa. En 2008 realizó un ciclo en Notorious en el que compartió escenario con invitados como Daniel Rabinovich y Lorena Astudillo, y fue la artista principal de los festejos por los 25 años de democracia en la Embajada Argentina en Paraguay.

Su tercer CD Bajoflores, fue editado por EPSA Music, bajo la dirección musical de Nicolás Guerschberg y Alejandro Manzoni. Cuentó con el aporte de figuras de la talla de Bernardo Baraj, Daniel Rabinovich, Jorge Waisburd, Fernando Lerman, Martín Pantyrer, Armando de la Vega, Bucky Arcella y Leandro Savelón.

A comienzos de 2009 editó su cuarto disco Solo Piazzolla (EPSA Music), en el que presenta un amplio repertorio del gran compositor y bandoneonista argentino, incluyendo dos temas inéditos y “Campo camino y amor”, el único que compusiera junto al célebre Atahualpa Yupanqui.

Su quinto trabajo discográfico Tango de dos siglos contiene dos CD: uno con repertorio dedicado a compositores más destacados del siglo XX, y el segundo con maestros compositores de la actualidad. Acompañada por músicos de excelencia y con la dirección musical de Nicolás Guerschberg.

CIUDADANA 

JULIO SOSA CANTA FOLKLORE CON GUITARRAS DE HUGO ABELLO

Sin lugar a dudas, Julio Sosa fue el último cantor de tango que convocó multitudes. Y en ello, poco importó que casi la mitad de su repertorio fuera idéntico al de Carlos Gardel, aunque también es cierto que interpretó algunos títulos contemporáneos. Como dice el investigador Maximiliano Palombo, «fue una de las voces más importantes que tuvo el tango en la segunda mitad de los años cincuenta y principios de los sesenta, época en que la música porteña pasaba por un momento no demasiado feliz».

Posteriormente, dada su temprana muerte, se intentó repetir con él el mito Gardel, pero Sosa no era Gardel la extroversión y la carencia de ternura de su voz lo alejaban del paradigma del cantor de tangos. Por otra parte, al perderse su imagen, desaparecieron sus condiciones actorales, tan unidas al sentido de lo que cantaba.

De todas maneras, quedó su recuerdo, sobre todo en la generación que lo vio surgir y en las posteriores, como una de las más reconocibles e insoslayables figuras de la historia del tango.

Con el nombre de Julio María Sosa Venturini, nació en la localidad de Las Piedras, departamento de Canelones, Uruguay, el 2 de febrero de 1926, en el matrimonio formado por Luciano Sosa, peón rural, y Ana María Venturini, lavandera.

Apenas terminados los estudios primarios, la pobreza lo llevó a enfrentar la vida con cualquier conchabo que se le presentara. De ese modo, ejerció las más diversas ocupaciones: ayudante de mercachifle, vendedor ambulante de bizcochos, podador municipal de árboles, lavador de vagones, repartidor de farmacia, marinero de segunda en la aviación naval...

Pero sus ambiciones eran otras. Y tras esas ambiciones, intervenía en cuanto concurso de cantores se le pusiera a tiro. También apareció el amor, que lo condujo al altar con sólo dieciséis años; dos más tarde, se separó de aquella muchacha, llamada Aída Acosta.

Por entonces, se inició profesionalmente en la ciudad de La Paz (Uruguay) como vocalista de la orquesta de Carlos Gilardoni. Se trasladó luego a Montevideo, para cantar con las de Hugo Di Carlo, Epifanio Chaín, Edelmiro D'Amario —Toto— y Luis Caruso. Con esta última, llegó al disco, donde dejó cinco interpretaciones para el sello Sondor en 1948.

En junio del año siguiente, ya estaba en Buenos Aires cantando en cafés, como el Los Andes, de la esquina de Jorge Newbery y Córdoba. También «realizó una prueba —señala Palombo— en la orquesta típica de Joaquín Do Reyes, pero el director consideró que la voz de Sosa era un tanto dura para el estilo interpretativo de su agrupación».

En agosto, lo descubrió el letrista Raúl Hormaza, que no demoró en acercarlo a Enrique Francini y Armando Pontier, que andaban con ganas de sumar un nuevo cantor al que ya tenían en su típica, Alberto Podestá. De ganar veinte pesos por noche en el café, pasó a los mil doscientos mensuales con Francini-Pontier.

En abril de 1953, pasó a la típica de Francisco Rotundo, con la que grabó en Odeón y de cuyas placas se recuerdan aún verdaderas creaciones como las de “Justo el treinta y uno”, “Bien bohemio” y “Mala suerte”.

En junio de 1955 ingresó en la de Armando Pontier y registró sus grabaciones en Victor y Columbia. “La gayola”, “Quién hubiera dicho”, “Padrino pelao”, “Martingala”, “Abuelito”, “Camouflage”, “Enfundá la mandolina”, “Tengo miedo”, “Cambalache”, “Brindis de sangre” o “No te apures Carablanca” fueron algunos de sus clásicos en esa etapa en que el éxito estaba ya completamente de su parte.

En 1958, contrajo un nuevo matrimonio, con Nora Edith Ulfed, con la que tuvo una hija, Ana María. Ya separado, reincidió, con Susana Beba Merighi, su compañera hasta el fin de sus días.

En 1960 reveló su otro aspecto artístico, el de poeta, con la publicación de un único libro, Dos horas antes del alba. También incursionó en la letra tanguera con una muestra Seis años, que lleva música de Edelmiro D'Amario.

A comienzos de 1960, se desvinculó de Pontier decidido a iniciar su etapa de solista. Convocó, entonces, al bandoneonista Leopoldo Federico para que organizara su orquesta acompañante. Con ella comenzó a grabar para el mismo sello en que lo hacía con Pontier, Columbia, en 1961, cuando ya estaba firmemente emplazado en el gusto popular.

El periodista Ricardo Gaspari, titular del departamento de prensa y promoción de la grabadora, lo bautizó El Varón del Tango y de igual modo tituló a su primer larga duración. Todo parecía marchar viento en popa. Sólo había un inconveniente, enfrentarse al poderoso auge de la denominada Nueva Ola, el show business de turno, con el que se venían cercenando nuestras raíces culturales en la juventud de la época. Pese al riesgo que ello parecía representar, Sosa logró una venta de discos impensable para un intérprete tanguero de aquellos días y tan abultada como la de cualquier cantante «nuevaolero».

Ese enfrentamiento con la Nueva Ola se representó a la perfección en la escena que protagonizó para la película Buenas noches, Buenos Aires (1964), en la que entonó y bailó con Beba BidartEl firulete”, ante unos jóvenes «twisteros» que terminaban por pasarse a los cortes y quebradas.

La realidad no estaba lejos; Sosa logró que una juventud desorientada volviera a la música que le pertenecía. Es por ello que quienes eran jóvenes entonces han olvidado las tonterías de las letras «nuevaoleras» y siguen escuchando al cantor de Las Piedras.

Al margen del tango y la poesía, Sosa tuvo otra pasión los automóviles. Fue propietario de un Isetta, un De Carlo 700 y un DKW modelo Fissore; con los tres terminó por chocar, debido a su gusto desmedido por la velocidad. El tercero resultó fatal. Durante la madrugada del 25 de noviembre de 1964, se llevó por delante una baliza luminosa en la esquina de la avenida Figueroa Alcorta y Mariscal Castilla (Buenos Aires).

Fue internado en el Hospital Fernández y luego trasladado al Anchorena, en el que dejó de existir el día 26 a las 9:30 horas. Sus restos comenzaron a ser velados en el Salón La Argentina y el exceso de público obligó a continuar el velatorio en el Luna Park (legendario estadio de box con capacidad para 25.000 personar). El 24 había cantado por radio su último tango, “La gayola”. El final parecía profético «pa' que no me falten flores cuando esté dentro 'el cajón».
Publicado originalmente en el fascículo 39 de la colección Tango Nuestro editada por Diario Popular. Fuente todotango.com comentario por Roberto Selles.



JULIO SOSA A LOS AMIGOS


Tapa ilustrativa del CD A LOS AMIGOS

  1. PA QUE SEPAN COMO SOY
  2. LLORO COMO UNA MUJER
  3. DICEN QUE DICEN
  4. PRINCESA DE FANGO
  5. MI SENTENCIA
  6. UN ALMA BUENA
  7. CERTIFICAO
  8. POR SEGUNDA Y POR FIEL
  9. EL HIJO TRISTE
  10. POR UNA MALA MUJER
  11. VIEJO SMOKING
  12. OLVIDAO
  13. TAN SOLO POR VERTE
  14. TENEMOS QUE ABRIRNOS
  15. EL CIRUJA

ANIBAL TROILO BARRIO DE TANGO CANTA FRANCISCO FIORENTINO


Fiorentino fue sin duda el arquetipo del cantor de la orquesta, concepto que describe sintéticamente la principal característica del tango de los años cuarenta, donde el cantor era un integrante de la formación al igual que los músicos.

Fiorentino y Troilo conformaron un afiatado engranaje, un acople perfecto donde la orquesta se lucía en una larga introducción para luego generar el marco adecuado y necesario para que el cantor se destacara.

No fue un virtuoso, su voz era pequeña y su dicción confusa, pero estas características técnicas no impidieron su impresionante éxito. En mi concepto, resultan antológicas sus interpretaciones de los tangos, “Gricel”, “Garúa” y “De barro”, del vals “Tu diagnóstico” y de la milonga “Mano brava”.

Su personalidad, su buen gusto y la dirección permanente de Pichuco dieron como resultado un cantor intimista, de gran calidez interpretativa que supo conmover a su público, convirtiéndose en un hito en la historia de los vocalistas de tango.

Su vida artística junto a Troilo duró seis años, debutó el primero de julio de 1937, en el cabaret Marabú y se desvinculó en marzo de 1944.

Pese a su corta vida, su trayectoria en la música fue extensa y cambiante. Comenzó tocando el bandoneón, recibió el instrumento como regalo de su hermano Vicente Fiorentino y comenzó a estudiar en el Conservatorio de Minotto Di Cicco, destacado ejecutante uruguayo que fue durante años primer bandoneón en la orquesta de Francisco Canaro.

Sus primeras presentaciones las hizo en conjuntos que integraba junto a su hermano Vicente, que era violinista, actuando en cines y cafés de todo el país, al mismo tiempo comienza a cantar como solista en algunas emisoras de radio y en otros escenarios porteños.

En 1928, se le da una gran oportunidad al ingresar como bandoneonista en la orquesta de Francisco Canaro, quien se da cuenta de las cualidades de Fiorentino dejándolo actuar en algunas ocasiones como estribillista.

A partir de entonces continúa en esa doble función de bandoneonista y estribillista integrando numerosas orquestas —Juan Carlos Cobián, Roberto Firpo, Pedro Maffia, Juan D'Arienzo, Roberto Zerrillo, Minotto Di Cicco— y colaborando en grabaciones y actuaciones radiales.

En 1934, siendo estribillista de la orquesta de Roberto Zerrillo, produce el singular hecho de cantar un tango con la letra completa en la grabación del tema “Serenata de amor” del propio Zerrillo y Orestes Cúfaro. Se vislumbra el fin de la era de los estribillistas para dar paso a la nueva etapa de los cantores de orquesta.

Luego de su etapa con Troilo, punto culminante de su carrera, Fiorentino formó su propia orquesta, que fue dirigida y arreglada por Astor Piazzolla, con la cual, pese a grabar 22 temas, no obtuvo los resultados esperados. Ismael Spitalnik, notable bandoneonista y arreglador, reemplaza a Piazzolla en la dirección de su orquesta y graban dos temas más.

No siempre el éxito con el público es el factor determinante para establecer el nivel de calidad del producto artístico.

El dúo Fiorentino-Piazzolla fue vanguardia para su época, y en esta primera experiencia en la dirección orquestal, Astor ya está preanunciando su propuesta renovadora junto a un Fiore maduro y entero.

La declinación fue lenta pero inevitable, pasaron más de diez años de su debut con Troilo y el fin de los años cuarenta lo encuentran deambulando en muchas orquestas importantes, como las de José Basso y Alberto Mancione entre otras, pero ya sin la resonancia de antaño y dejando en el disco algunos registros.

Finalmente viaja al Uruguay, en 1951, para incorporarse al conjunto del pianista José Puglia y el bandoneonista Edgardo Pedroza, con esta orquesta registró sus tres últimas grabaciones en noviembre de 1951.

Muere el 11 de septiembre de 1955 a raíz de un accidente en la provincia de Mendoza, que está situada a mil kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Fuente todotango.com comentario por Ricardo García Blaya.

BARRIO DE TANGO




RICARDO TANTURI CANTA ALBERTO CASTILLO


 


Related Posts with Thumbnails

Los Tangos

Ada Falcon (3) Adolfo García Grau (3) Adriana Varela (15) Agustin Magaldi (10) Alas (1) Alberto Callas (1) Alberto Castillo (7) Alberto Cortez (1) Alberto Di Paulo (1) Alberto Echague Armando Laborde (1) Alberto Marino (9) Alberto Morales (1) Alberto Moran (3) Alfredo Gobbi (3) Alfredo Sadel (1) Amelita Baltar (2) Angel D'Agostino (8) Angel Vargas (9) Anibal Arias (3) anibal arias y osvaldo montes (3) Aníbal Troilo (47) Argentino Ledesma (4) Armando Pontier (4) Atilio Stampone (1) AUBADE (1) Azucena Maizani (3) Bermúdez (1) Cacho Castaña (2) Carlos Barral (1) Carlos Dante Oscar Larroca (1) Carlos Di Sarli (15) Carlos Garcia (2) Carlos Gardel (18) Celedonio Flores (1) Charles Aznavour (1) Charlo (4) Che Tango (14) Chico Novarro (1) Chill Sessions (3) Colacho Valder (1) Color Tango (2) Cuarteto Guardia Vieja (2) D.J. Tango (1) D.J.TANGO (1) Darienzo (20) De Angelis (36) De Rosas (1) deAtropellada (2) Diego Cigala (2) Discepolo (9) Domingo Federico (1) Edmundo Rivero (17) El arranque (1) El club del clan (1) Electrotango (59) Elsa Rivas (2) Emilio Balcarce (1) Enrique Campos (1) Enrique Dumas (2) Enrique Rodriguez (11) Ernesto Baffa (8) Fedel y Agri (1) Federico Berlingieri (2) Fernando Soler (2) Fleurs Noires (1) Florindo Sassone (1) Francini Pontier (1) Francisco Canaro (9) Francisco Fiorentino (4) Francisco Rotundo (3) Fugazot Demare (1) gorio (1) GOTAN PROJECT (2) Goyeneche (35) Graciela Ottavis varios (1) Hector Maure (6) Hector Varela (4) Horacio Salgan (11) Hot Tango (1) Hugo del Carril (7) Hugo Díaz (2) Hugo Duval (3) Ignacio Corsini (2) Irusta (1) Iva Zanicchi (1) Jorge Falcon (2) Jorge Ortiz (2) Jorge Sobral (5) Jorge Valdez (6) Jorge Vidal (7) Jose Basso (10) Juan Gorio (1) Juan Maglio Pacho (1) Julian Plaza (4) Julio de Caro (1) Julio Sosa (42) Leopoldo Federico (3) Libertad Lamarque (11) Lucho Gatica (4) Lucio Demare (7) Luis Borda (1) Maria Estela Monti (1) María Graña (1) Maria Mentana (2) Mariano Leyes (3) Mariano Mores (12) Mario Bustos (1) Mercedes Simone (1) Miguel Calo (10) Morgado (8) Natalio Tursi (1) Nelly Omar (8) Nina Miranda (1) Orquesta del Tango (1) Orquesta Tipica de Buenos Aires (4) Oscar Alonso (2) Oscar Larroca (3) Osmar Maderna (2) Osvaldo Fresedo (12) Osvaldo Piro (2) Osvaldo Pugliese (12) Osvaldo Requena (2) Pedro Laurenz (9) Pedro Maffia (3) Piazzolla (75) Piero Trombetta (1) Placido Domingo Tango (1) Podestá (1) Poetas del Tango (69) Quinteto Pirincho (3) Quinteto Tango (1) Raul Lavié (3) republicacion (5) Republicación (496) Ricardo Tanturi (14) Roberto Firpo (3) Roberto Grela (3) Roberto Rufino (2) Rodolfo Biagi (7) Rodolfo Lesica (1) Rodolfo Mederos (1) Rosanna Falasca (3) Rosita Quiroga (1) Ruben Juarez (28) Ryota Komatsu (1) San Telmo Lounge (3) Sebastian Pecznik (1) Seleccion Nacional de Tango (1) Sexteto Mayor (10) sexteto milonguero (2) Sexteto Tango (2) Susana Rinaldi (11) Susy Leiva (2) Tango Beatles (2) Tango Bolero (1) Tango Bossa (1) Tango Brasil (1) Tango Chileno (1) Tango Chill Out (7) Tango Femenino - VA (24) Tango Finlandes (4) Tango Flamenco (1) Tango Greco (3) Tango Guitarras (1) Tango Japan (17) Tango Jazz (2) Tango Karaoke (2) Tango Loungue (2) Tango Mexico (1) Tango Soundtrack (2) Tango Stones (3) Tango Sueco (2) TANGOS INOLVIDABLES (10) TANGOS INSTRUMENTALES (1) Tarantino y Berlingieri (1) Tita Merello (3) Ubaldo de Lío (2) vacaciones (2) Varios (128) Versiones Radiales Ineditas (3) Videos (1) Virgilio Exposito (1) Virginia Luque (2) YO YO MA (1)